Nosotros

FOTOSHOP

DESDE 2007

CREANDO Y CRECIENDO PARA TI

Mis comienzos

Desde bien pequeño comencé con mi afición a la fotografía, bien inculcada por mi querido padre, que fue quien me enseñó las nociones básicas con una cámara que ni siquiera era réflex pero para mí hacía unas fotos maravillosas.

La primera cámara de fotos que usé realmente fue la que me regalaron por mi Primera Comunión. Sí, la que nos  regalaban a todos por los años 70...La "fabulosa" Kodak Instamatic 25.

Años más tarde, y aún siendo niño, mi padre me enseñó a usar la suya...una Yashica Minister D. Eso ya era otra cosa, aunque nada comparado con una cámara profesional, sinceramente puedo afirmar que se conseguían muy buenas fotos...(Aún hablamos de carretes, de objetivo fijo no intercambiable y casi ningún otro ajuste posible).

Luego llegaron las cámaras "automáticas", así se llamaban... esas que rebobinaban solas el carrete y hasta te decían cuántas fotos te quedaban por hacer. Por aquel entonces, cuando volvía de un viaje, unas de las cosas más impactantes para mí era llevar los carretes a revelar (Sí...aún se hacía sí), esperar un par de días y ver con emoción mis fotos.

Aún siendo un aficionado a la fotografía apareció la revolución, el verdadero cambio de las cámaras fotográficas. Llegó la fotografía digital. Efectivamente las cámaras cambiaron, pero la verdadera esencia de la fotografía, a mi manera de ver, seguía siendo la misma.

Así tuve en mis manos mi flamante Sony Cyber-shot (Regalo de mis queridas tías). El funcionamiento era igual de sencillo pero...ufff, podía ver la foto en una "impresionante pantalla de 1 pulgada" y además pasarla a mi ordenador, editarla y después revelarla en una tienda o incluso en mi propia casa.

Luego llegaron las cámaras con zoom, con más resolución y finalmente las cámaras réflex digitales con objetivos intercambiables y una calidad óptica como jamás hubiera imaginado.

Fue ahí cuando mi afición por la fotografía despertó en mí la más alta ilusión y decidí dar el paso definitivo y convertirme en fotógrafo profesional.

En homenaje a mi padre, el verdadero protagonista de mi historia. Sin él, este proyecto que por desgracia nunca llegó a conocer, jamás hubiera sido posible. Él fue quien me enseñó y me animó a creer y crecer en la fotografía.

¡Gracias, papá!

Agosto de 2007

Bien podría decir que fue una de las fechas más importantes de mi vida. Acababa de inaugurar en Móstoles mi establecimiento de fotografía. Una pequeña tienda de barrio con un pequeño estudio pero con todo lo necesario para hacer reportajes fotográficos, fotos de carné, revelado de fotos, retoque y restauración de fotos y varias cosas más.

Empecé con lo básico, pero con mucha mucha ilusión. Luego fueron llegando los reportajes de boda, los reportajes de bautizo y los de Comunión. La digitalización de cintas de vídeo, el diseño gráfico y hasta diversos servicios de imprenta y copistería, así como los regalos personalizadosNi yo me podía creer una tienda de fotografía de 50 metros cuadrados pudiera dar para tanto.

Más tarde y cuando el negocio empezó a captar clientes, ya no sólo de Móstoles, sino también de otras zonas de Madrid fui adquiriendo más material y maquinaria y un mejor equipo fotográfico para ofrecer un mejor servicio. También empecé a incorporar más personal, fotógrafos  profesionales, videógrafos, diseñadora gráfica e incluso personal en prácticas de la carrera de Bellas Artes.

Actualmente, entre colaboradores y personal fijo en la empresa, trabajamos 5 personas para satisfacer todas las necesidades de nuestro público de Móstoles y de toda la provincia de Madrid en cuanto a reportajes y fotos de estudio, fotografía, digitalización de cintas de vídeo, diseño gráfico, impresión y copistería, y decoración y regalos personalizados con fotos.